Trust

El fondo fiduciario, comúnmente conocido por su término inglés «trust», se introdujo en el 2004 en el nuevo Código Civil (artículo 1448 y sucesivos) en el sistema jurídico checo.
No es una persona jurídica y pude tener cualquier fin.
El fondo fiduciario o trust se crea mediante una separación de todo aquello que es objeto del trust (patrimonio material e inmaterial, títulos o dinero, entre otros), de la propiedad que constituye el mismo. La persona que constituye el trust (fundador) fía este patrimonio independiente para un fin específico a un administrador único fiduciario, lo cual se puede realizar a través de un contrato o a través de una última disposición.

Una vez creado el trust, se da lugar a una propiedad distinta e independiente. Por lo tanto, el patrimonio no será propiedad ni del administrador ni del fundador, ni tampoco del beneficiario. El administrador fiduciario actúa en nombre del patrimonio los derechos de propiedad a nombre del trust, ocupándose por tanto de desarrollar todos los actos públicos (como registro de un bien inmueble) y poniendo la firma \«administrador fiduciario».

Administrador fiduciario puede ser tanto cualquier persona física con capacidad para operar como una persona jurídica, y puede ser revocado por el fundador, quien deberá indicar en el estatuto el modo de nombramiento y revocación.

Todo fondo fiduciario debe contar con un estatuto que asuma la forma del acto público.

El fondo se puede adaptar a diversas situaciones, ya que la legislación garantiza el anonimato respecto al sujeto fundador.

Contacto Directo

Contáctenos para información o solicitudes